La historia de San Valentín

historia de San Valentín

Una breve descripción sobre la verdadera historia de San Valentín

El día de San Valentín es una celebración tradicional que ha sido asimilada por la Iglesia Católica con la designación de San Valentín como patrón de los enamorados.
Se celebra el 14 de febrero, onomástico de San Valentín y en algunos países se conoce como día de los enamorados y el día del amor y la amistad.

Durante la antigüedad, se celebraba en Roma una fiesta pagana dedicada a la fertilidad, llamada Lupercalia. Durante esta fiesta las mujeres esperaban ser golpeadas con látigos hechos de piel de cabras y perros, ya que creían que este ritual les otorgaba fertilidad.
Siglos más tarde, en el año 496, el papa Gelasius I prohibió esta celebración e instauró el 14 de febrero como día de la fiesta de San Valentín.
En 1382, el escritor inglés, Chaucer, escribió un poema titulado Parlamento de los pájaros, en el que se menciona por primera vez al Día de San Valentín como un día de festejo para los enamorados. Desde ese poema, se comenzó a considerar el Día de San Valentín como un día dedicado al amor.
A partir del siglo XV, la celebración del día de San Valentín se fue popularizando en Francia y Gran Bretaña y con el paso del tiempo, se fue poniendo de moda en otras partes de Europa.

En España esta fiesta se empezó a celebrar a mediados del siglo XX, con el motivo de incentivar la compra de regalos.

A menudo se dice que esta fiesta la introdujo la cadena de grandes almacenes Galerías Preciados.

Celebrar no implica regalar

Podemos demostrar nuestro amor hacia nuestra pareja de mil maneras distintas y originales, sin necesidad de recurrir a gastarnos un dineral en un regalazo que, al final, seguro que es de todo menos único.

No perdamos la ocasión de decir a todas las personas importantes de nuestra vida, ya sean amigos, pareja o familia, que las queremos y que les damos las gracias por estar junto a nosotros.

Otros artículos que te pueden interesar:

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *